Como limpiar y cocinar el marisco – Tips de Cocina

¡Hola a tod@s! Hoy os quiero enseñar unos trucos sobre cómo limpiar/purgar el marisco y como cocinarlo sin riesgo para la salud. Ya sabéis que hay que tener especial cuidado a la hora de consumir mariscos, en especial si lo consumimos en crudo. Los alimentos que provienen del mar son extremadamente delicados y al consumirse en mal estado pueden provocar peligrosas intoxicaciones. Así que vamos a disfrutar de este manjar de manera segura siguiendo estos consejos sobre limpieza, conservación y cocción.

 ¿Cómo elegir un buen marisco?
  1. El marisco tiene que tener buen olor, olor a mar y un aspecto brillante.
  2. Las conchas deben estar siempre cerradas, si no lo están significa que no está vivo.
  3. La piel de las gambas, cigalas etc…debe ser brillante y rosada, la carne debe ser firme y no tener ninguna parte del cuerpo hundida o rota (los bigotes no deben estar rotos)
  4. El líquido que pueda generar el marisco, debe ser de color claro, abundante y con olor a mar.
  5. El marisco siempre se debe consumir lo más fresco posible, no conservar más de 2 o 3 días en la nevera. 

 ¿Como limpiar el marisco?

Mejillones: ayudándote de un cuchillo o de un estropajo de acero, raspa las impurezas que tenga la concha y retira la barba/pelo que sobresale, dando un tirón fuerte hacía arriba (hacía la parte estrecha). Después sumergelos en agua con sal y maicena durante mínimo 1 hora. Aclarar y cocinar al gusto. Los mejillones que durante su cocción no se abran los tiraremos.

Almejas, berberechos y navajas: es muy sencillo, solo hay que colocarlas en un recipiente con agua y sal, y dejarlo reposar mínimo 1 hora en la nevera, para que suelten toda la tierra que puedan tener. Una vez purgados, cocinaremos al gusto. Los moluscos que no se abran durante la cocción, los tiraremos.

Gambas: lavar bajo el chorro de agua fría y cocinar al gusto. Si se desea se puede eliminar el hilo negro (los intestinos), para ello doblaremos un poco la cabeza de la gamba y estiraremos del hilo con unas pinzas (de estética)

El resto de mariscos se limpian simplemente bajo el chorro de agua fría, y se cocinan o consumen al gusto, no tienen ninguna especificación de limpieza.
Os iré subiendo recetas con mariscos sencillas y sanitas 😉

Espero que os haya servido el tip y ¡nos vemos en el siguiente post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.